©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



9.12.2019

Las publicaciones acá se interrumpen cada tanto debido a fallas erráticas. Que un sitio las tenga lo hace más humano, ya que es propio de lo humano tener fallas erráticas, incomprensibles, inexplicables, y por supuesto, del todo incorregibles.

6.12.2019a

Para empezar invita a mi madre. Va y la saca de la residencia (…). Luego llama a (…) su hermana alcohólica, Mary. Vamos a ver, yo bebo. Jack Daniel es mi amigo. Pero aun así conservo el sentido del humor (…).
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

6.12.2019

Bioy hablaba de todo (…), e incluso sostuvo en un momento su lapicera entre los dedos, diciendo: “Esta es mi máquina de escribir” /Guillermo Piro; Perfil
https://www.perfil.com/noticias/cultura/la-entrevista-mscorta-del-mundo.phtml

5.12.2019g

—¿Te quedarías con los pájaros? —me preguntó.
—Claro. Me encantan. (…) —eso fue todo lo que dijimos, (…). Fue un momento horrible, de esos en los que sabes que deberías hablar, o escuchar, y el silencio retumba.
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

5.12.2019f

(…) mientras leíamos en voz alta los consejos del doctor Spock. Maria siempre quería releer la parte de enjuagar el pañal en el inodoro. Le hacía gracia cómo te recordaba que sacaras el pañal antes de tirar de la cadena.
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

5.12.2019e

Daba la impresión de que nadie le hubiese contado ni enseñado en qué consistía hacerse mayor, formar una familia o ser una esposa. (…) una razón de que fuese tan callada era que estaba observando, para ver cómo se hacía.
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

5.12.2019d

Marjorie y yo nos llevábamos bien. (…) Trabajaba de dependienta (…) envasando comidas para llevar (…). (…) Guardaba los envoltorios de la mantequilla para engrasar las sartenes. ¿Por qué soy tan mezquina? Yo la adoraba.
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

5.12.2019c

Y supe que al cabo (…) probablemente Bernie me dejaría por una de sus alumnas y me destrozaría, pero entonces volvería a estudiar y a los cincuenta por fin podría dedicarme a hacer las cosas que quería, aunque estaría cansada.
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

5.12.2019b

todo el mundo iba bastante alegre. Quise decirle algo a Rex sobre aquella burla. (…) Y quise matar a Bernie por sonreír como un bobo. Pero me quedé ahí sin más, dejando que Rex me acariciara el culo mientras insultaba a mi marido.
/Una noche en el paraíso; Lucia Berlin

5.12.2019a

—Hay que tener un crío. Se publicó la semana pasada. Los padres ahora están exentos del servicio. (…) Así fue como empezó. Bah, no es que crea que todos nos acostáramos esa noche y concibiéramos bebés. Pero a lo mejor fue así, /Una noche en el paraíso; Lucia Berlin