©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



5.12.2020.12

Burgos se cubrió con el poncho encerado y cabalgó al frente de la tropa. Sabía hacer su trabajo y ellos sabían que él sabía hacer su trabajo. Ese era el único orgullo que le quedaba, ahora que era menos que nada.
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.11

(…) hasta que por fin lo enlazó cuando estaba casi ahogado y lo levantó despacio hasta las patas de su caballo. El animal boqueaba en el barro (…). Entonces uno de los paisanos se largó del caballo y lo degolló de un tajo.
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.10

—Hecho, pibe —le dijo a Burgos—, esta noche comemos asado de pez. —Todos se largaron a reír y por primera vez en mucho tiempo Burgos sintió la hermandad de los hombres.
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.9

Cuando transformó «William Wilson» en la historia de Stephen Stevensen, Macedonio tuvo elementos para construir una ficción virtual. Entonces empezó a trabajar con series y variables. (…)
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.8

Macedonio (…) Primero pensó en los ferrocarriles ingleses y en la lectura de novelas. El género se expandió en el siglo XIX, unido a ese medio de transporte. (…)
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.7

En la Argentina, el primer viaje en ferrocarril de la novela está (…) en Cambaceres. (…) Junior vio el vagón donde se había matado Erdosain. Estaba pintado de verde oscuro, en los asientos (…) se veían las manchas de sangre (…)
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.6

(…) vio la foto (…). Ahí había viajado la mujer que huyó a la madrugada. Junior la imaginó dormitando en el asiento, el tren cruzando la oscuridad del campo con todas las ventanillas encendidas. Esa era una de las primeras historias.
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.5

La nena (Laura) había nacido sana y recién al tiempo (…) fue objeto de (…) una revista científica, pero mucho antes su padre ya lo había descifrado. Yves Fonagy lo había llamado «extravagancias de la referencia».
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.4

En esos casos, muy poco frecuentes, el paciente imagina que todo lo que sucede a su alrededor es una proyección de su personalidad. Excluye de su experiencia a las personas reales, porque se considera muchísimo más inteligente que los demás.
Antología personal; Ricardo Piglia

5.12.2020.3

La preocupaban continuamente las maquinarias, sobre todo las bombitas eléctricas. Las veía como palabras, cada vez que se encendían alguien empezaba a hablar. Consideraba entonces la oscuridad una forma del pensamiento silencioso.
Antología personal; Ricardo Piglia