sábado 20 de diciembre de 2003

*
en la sala de espera del hospital habían tapado con otros anuncios la última palabra de un cartel grande que decía: por favor no fumar;
y el resultado era un cartel terrible que hacía pensar todo el tiempo que duraba la espera:
por favor no