domingo 21 de marzo de 2004

*
si pudiéramos conocer las imágenes que se disparan en la mente del otro, nunca más podríamos decir nada