sábado 24 de julio de 2004

*
hay demasiadas cosas que creemos propias y que en realidad nos vienen con la situación, con la función, son típicas, vale para el parentesco, para lo profesional, para lo laboral, para lo nacional, para lo racial, para lo sexual, para lo biológico, para lo material, para lo espiritual, y la duda es si sacando todo eso tan típico que hay siempre en todos y en cada uno, si hay al final alguna cosa a la cual se podría llamar yo, alguien, algo;
y además, si vale la pena preguntarse eso