domingo 29 de enero de 2012

*
los niños y los ancianos muestran una cierta intemporalidad, tal vez porque unos recién van entrando, y los otros recién van saliendo