lunes 8 de octubre de 2012

*
aunque nunca falta quien diga que tal hijo se parece a su padre o a su madre, la realidad es que pareciera que siempre los hijos se esforzarán por no parecerse en nada a sus padres