sábado 3 de noviembre de 2012

*
muertos somos todos, clínicamente, tarde o temprano, pero también estamos vivos, y no representa ninguna ventaja ni tiene mérito alguno recalcar lo uno ni olvidar lo otro