miércoles 19 de diciembre de 2012

*
ni siquiera una persona extremadamente prudente podrá evitar la tragedia; por ejemplo, la tragedia de ser una persona extremadamente prudente