lunes 31 de diciembre de 2012

*
los finales inducen a creer que ya está, cuando sabemos perfectamente que nunca está; que la cosa sigue, y que nunca estará