martes 8 de enero de 2013

*
no se recomienda para nada estudiar atentamente el relleno de algo que inevitablemente se va a comer, y menos aun, el relleno de algo que ya se ha comido