domingo 12 de mayo de 2013

*
no debería enfurecer o deprimir la propia permanencia en el error o en la incomodidad de la circunstancia​, pues es el destino compartido democráticamente por genios e idiotas