​miércoles 10 de ju​l​io de 2013

*
​Quien haya leído las páginas de este libro que están antes que ésta, se habrá formado, sin duda, la idea de que soy un soñador. Se habrá engañado si se la formó. Para ser soñador me falta el dinero.​ Fernando Pessoa; Diario del desasosiego​