​jueves 11​ de ju​l​io de 2013

*
​por ​mal que le pese a uno, la vida de relación oscila muy frecuentemente entre las ganas de matar y las ganas de matarse