viernes 26​ de ju​l​io de 2013

*
​nos interrogamos o nos interrogan, y no podemos elegir entre dos cosas ​cuando no tiene sentido elegir o descartar una de ellas si hay que hacerlo necesariamente a costa de descartar inválidamente la otra