​jueves 8 de agosto de 2013

*
​hay un brevísimo instante, justo antes de dormirse, donde uno manda todo​ a cagar​