martes 17​ de ​septiembre​ de 2013

*
​cualquiera puede sentirse transitoriamente rico, cuando le toca, aunque sea unos pocos segundos, que seguramente serán recordados con afecto