miércoles 23 de octubre de 2002

*
en esa situación el tiempo parece detenerse por completo, y en realidad son unos pocos segundos;
había terminado la clase de artes marciales y había una fila de los alumnos sentados al estilo japonés, y estaba el profesor un poco delante de esa fila, todos de cara hacia la foto del fundador de la disciplina, un par de segundos antes de saludar con la consabida reverencia;
fue en ese momento en el que uno de los hombres que estaban en la fila, de espaldas a la ventana, vió la sombra proyectada en el piso justo delante de él;
era sin duda una paloma, no podía ser otra cosa, pero la sombra que proyectaba era una gran sombra del tamaño de un cuervo;
ese hombre no pudo evitar pensar que si esa misma escena se estuviera desarrollando en Tokio, ciudad que parece tan llena de cuervos como la nuestra lo está de las palomas, en la que se estaría desarrollando una clase idéntica a ésa hasta en muchos de sus mínimos detalles, lo que se habría posado en la ventana hubiera sido un cuervo;
y ese cuervo estaría proyectando sobre el piso una clarísima sombra de paloma
*
Muchas pruebas a medias no hacen una completa. Richard Wilhelm. Textos y explicación. El secreto de la flor de oro. Paidós.
*
lo que pasa cuando alguien nos saca una una foto, es que no podemos evitar el querer que la foto sea mejor que el original
*
una de las razones por las que la gente duerme poco, quizás sea porque siente que no ha hecho nada valioso durante el día, está insatisfecha, y sigue probando, por si pasa algo que salve ese día;
lástima, porque alguna vez, irse por fin a dormir es la forma de salvar el día