lunes 28 de agosto de 2006

*
al menor descuido podemos caer en el sentimiento de ser del género de cosas que dan lástima tirarlas porque alguna vez sirvieron