4.8.2021.4

BORGES: «Cuando Almafuerte se mudó (…) del prostíbulo le mandaron (…) una fuente de empanadas. Al día siguiente, él se presentó en el prostíbulo (…), y dijo: “Muchas gracias por las deliciosas empanadas, señoras putas”[1018]».

(del libro “Borges”, de Bioy)