8.4.2022

9
(…) Mulligan (…) Venía al bar y se sentaba (…) a tomar cerveza, sordo como una tapia, y se emborrachaba despacio, con la cara avergonzada de un hombre arrepentido de haberse hecho notar. (…)

La isla de Finnegans
Ricardo Piglia

https://piglia.pubpub.org/pub/rr5gwq2p/release/1