©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



5.8.2022.1

Julián MARÍAS

de la Real Academia Española

https://www.abc.es/archivo/periodicos/abc-madrid-19871120-3.html

(…)

Por si esto fuera poco, es un ejemplo particularmente intenso de lo que llamo pensamiento literario, que hace algún tiempo estudié con minuciosidad, en la España del siglo XX. Rosa Chacel representa una forma peculiar de visión interpretativa. Nos da la depuración, alquitarada mediante el paso del tiempo, de las impresiones que pueden ser sumamente triviales. El tiempo es la forma de la vida, y con él se extrae lo que en esas impresiones había de realidad. Por eso, si esa operación indispensable falta, si no se interpone el tiempo, queda la trivialidad y falta la invención. Se podría establecer una jerarquía de los libros de esta autora, y se vería que la cima está constituida por el máximo de interposición del tiempo revivido, y el nivel más bajo corresponde a una inmediatez sin elaboración temporal, en la que paradójicamente se desvanece la realidad. Todo escritor se debate entre la llamada a la autenticidad y las diversas tentaciones que lo acosan. Y esta lucha nunca termina, a ninguna edad. Por eso siempre se puede temer, y se puede esperar, del escritor vivo. Rosa Chacel avanza hacia los noventa años con una extraña vitalidad, expuesta a las tentaciones, capaz de suscitar nuevas esperanzas.

Julián MARÍAS

de la Real Academia Española

 

el texto completo: enlace a 5.8.2022

 

************************

original publicado en ABC