1.9.2023.3

Ponche

(…) en una plaza desierta cómo unos grandes trozos de papel, sin que yo sintiera para nada el viento, puesto que me resguardaba una casa, daban vueltas en círculo como locos, persiguiéndose (…)

El Gólem
Gustav Meyrink, 1915
Trad., edición y notas: Isabel Hernández