martes 19 de febrero de 2002

* La cena había sido exquisita, y yo había declarado que iba a lavar los platos. Y parecía que nunca me iba a levantar de allí, de tan cansado y de tan bien que estaba. Pero yo sabía que me iba a levantar en algún momento. Solamente estaba esperando una señal. Y ocurrió que una […]