martes 11 de junio de 2002

* Si no se maduran suficientemente las decisiones antes de tomarlas, es muy posible que no se sostengan, y ni siquiera se recuerden después de tomarlas. La gente que necesita probar su pequeño poder en la escala minúscula, no se diferencia en sus tics de la que maneja corporaciones y países, salvo honrosas excepciones, ojalá […]