©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



30.10.2020.8

La caridad de Johnson con los pobres era uniforme y amplia por inclinación y por principio. No sólo era generoso de su propia bolsa, sino, lo que es más difícil y más raro, pedía a otros cuando las ocasiones lo requerían. (…)Johnson; Boswell /Sel. y trad. A. Dorta

30.10.2020.7

(…) Mister Philip Metcalfe me dice que cuando le ha pedido dinero para personas en desgracia y mister Metcalfe le ha ofrecido lo que Johnson consideraba excesivo, insistía en tomar menos, diciendo: «No, señor, no; podemos atiborrarlos».Johnson; Boswell /Sel. Dorta

30.10.2020.6

Decía: «Uno debería pasar una parte del tiempo con esas personas que ven con facilidad los defectos de cada uno, pues así lo ridículo o lo particular de cada cual aparecería ante su vista y se corregiría». (…)La vida del doctor Johnson; Boswell /Sel. y trad. A. Dorta

30.10.2020.5

Habiendo observado la vana y ostentosa importancia con que muchas personas citan la autoridad de duques y lores, para indicar que han estado en su compañía, dijo que él había llegado al extremo opuesto (…).La vida del doctor Johnson; James Boswell /Sel. y trad. A. Dorta

30.10.2020.4

El doctor Goldsmith dijo (…) «pues no puede haber ya nada nuevo entre nosotros; todos hemos recorrido las almas de los otros». Johnson pareció ponerse un poco furioso y dijo: «Usted no ha recorrido mi alma, se lo aseguro».Johnson; Boswell /Sel. y trad. A. Dorta

30.10.2020.3

Yo le recordé que cuando el doctor Adam Smith se estaba explayando sobre la belleza de Glasgow, le había parado en seco, diciendo: «Por favor, señor, ¿ha visto usted Brentford alguna vez?» (…)La vida del doctor Johnson; James Boswell /Sel. y trad. A. Dorta /Ed. Austral

30.10.2020.2

La heterogénea composición de la naturaleza humana estaba muy bien ejemplificada en Johnson. Su liberalidad para dar dinero a las personas en apuro era extraordinaria. Sin embargo, había escondida en él cierta propensión al ahorro mezquino. (…)Johnson; Boswell /Sel. Dorta

30.10.2020.1

(…) Un detalle minúsculo y pintoresco ocurrió una vez: como si se propusiera reprender mi minuciosa exactitud como acreedor, se dirigió a mí de esta forma: «Boswell, présteme seis peniques, pero para no devolvérselos».Johnson; Boswell /Sel. y trad. A. Dorta /Ed. Austral

30.10.2020

El jueves 1 de mayo le visité por la tarde con el joven Burke. Dijo: «Es extraño que se lea tan poco en el mundo y que se escriba tanto. (…)».La vida del doctor Johnson; James Boswell /Sel. y trad. A. Dorta /Ed. Austral