©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



9.12.2020.25

El tren estaba casi vacío. Renzi se sentó en un costado, junto a la ventanilla, y viajó por el Piamonte mirando el paisaje. Las Langhe de Pavese eran estas. En los poemas parecían más bellas, más exóticas. (…)Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.24

(…) El diablo en las colinas. Se parecía a Tandil, a las sierras de Tandil donde Emilio había veraneado en la niñez. Así son los paisajes de la literatura, pensó. Ruinas de la infancia. (…)Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.23

En La luna y las fogatas el protagonista volvía después de años de ausencia (…). En los viejos tiempos, decíamos la colina, como quien dice el mar o la selva. No era un lugar como los otros, era una forma de la realidad, un modo de vivir.Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.22

Renzi recordó una cita de Kafka y la buscó en su cuaderno. Aquel que no haya logrado alguna forma de acuerdo con la vida, necesitará (…) alejar de sí en lo posible la desesperación que le causa su destino — (…)Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.21

Kafka (…). Aquel que no haya logrado alguna forma de acuerdo con la vida (…) podrá anotar lo que vea bajo aquellas ruinas pues verá otras cosas, más cosas que los demás, ya que estará muerto en vida y será el sobreviviente real.Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.20

Era una nota del Diario del 19 de octubre de 1921. Kafka había sido capaz de escribir desde la tierra de los muertos. Todo estaba en «El cazador Gracchus», el relato más extraordinario de Kafka. (…)Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.19

(…) «El cazador Gracchus» (…) Nadie leerá lo que estoy escribiendo, escribe Gracchus, el eterno fantasma que vive entre los hombres. Y ya sabemos que Gracchus es el nombre alemán de Kafka. El muerto vivo. El sobreviviente real.Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.18

Quienes entendían a las mujeres escribían libros muy elegantes: Flaubert, Henry James. Quienes no las entendían, escribían libros caóticos: Joyce, Malcolm Lowry. Habría que hacer una teoría sobre esa relación. (…)Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.17

(…) Kerouac había escrito su confesión en una noche y Pavese su libro a lo largo de treinta años, pero la cuestión era la misma. Connolly: un verano en Londres. Todo era una cuestión de intensidad. De metamorfosis. (…)Antología personal; Ricardo Piglia

9.12.2020.16

(…) Los libros escritos por amor a una mujer, durante el amor o después del amor. Se podría hacer una cartografía. Los que no pueden separarse de una mujer (F. Scott Fitzgerald) y escriben sobre ella. (…)Antología personal; Ricardo Piglia