©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



8.6.2021.36

Es el que dice él que es. Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.35

Hago listas porque me ilusiona pensar que al hacerlas las cosas quedan hechas, cuando en realidad sólo las enumero. Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.34

Martes 5 Para ser inolvidable, primero uno tiene que haberse perdido, luego, por eso es recordado. La misma virtud que la inmortalidad (que está reservada a los muertos). Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.33

Entremedio de esas ceremonias nocturnas escribo, bastante más pacíficamente que en otras épocas, como si hubiera descubierto que lo mejor en este asunto es darse tiempo. Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.32

Son heroicos en una dimensión microscópica, pero tienen enfrente un enemigo incalculable. Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.31

Lunes(…) trato de encontrar las palabras más suaves para sacármela de encima, ella se aferra, habla con ese viejo lenguaje que siempre me da risa: «Tenemos que agotar la experiencia». Yo miro el agua del lago que corre entre los yuyos.Los diarios 2; Piglia

8.6.2021.30

Al cine con Iris: (…) La adaptación como plagio. Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.29

Al cine con Iris: Morir en familia, un policial que hace pensar en una torpe lectura de Faulkner. En el cine se ven con claridad las maneras de un autor al que roban y adaptan sin nombrarlo. Por ejemplo, El hombre equivocado de Hitchcock, versión ilegal de Kafka. Taxi Driver de Scorsese, basada en —o […]

8.6.2021.28

(…) A la noche voy al cine con Iris: Barrio chino de Polanski. En realidad, la película parece basada en una novela que Chandler nunca escribió. Los diarios de Emilio Renzi 2; Ricardo Piglia

8.6.2021.27

Cuando salió de la cárcel, mi padre ya no fue el mismo. Dejó de creer, siguió actuando pero en el sentido teatral de la palabra, como un actor que hiciera de peronista que a su vez hiciera de médico que a su vez hiciera de hombre sin esperanzas. Los diarios 2; R. Piglia