©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



27.8.2021.7

El descapotable ronroneaba por la carretera de montaña, y la radio ronroneaba con él una suave rumba de Noro Morales. El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles Noro Morales -MISSISIPPI MAMBO; 2’45”

27.8.2021.6

El hombre tan solo quería fuego y pegar la hebra un ratito, (…). El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles

27.8.2021.5

Era una de esas noches cálidas y pegajosas que hacen que a Manhattan se le note la edad. El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles

27.8.2021.4

Si se iba a dormir en seguida. Eso sí era decididamente cómico. Dormir. Como si dormir fuera algo que se consiguiera automáticamente. Se rio en silencio. Se rio al imaginarse tratando de dormir. (…) El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles

27.8.2021.3

(…) Todas las noches sostenía una lucha con el sueño hecha de una serie de asaltos que se prolongaban hasta que por fin caía inconsciente más o menos cuando comenzaba a salir el sol. Así era su sueño. El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles

27.8.2021.2

El gordo asintió. —Lo que me gusta de la cerveza —explicó— es que aun dentro de uno se mantiene fresca. Con el whisky no ocurre lo mismo. El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles

27.8.2021.1

Ella era un par de centímetros más alta que él, tirando a flaca, y tenía la clase de cara que utilizan en los anuncios de las revistas de moda cuando la cara no tiene demasiada importancia. El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles

27.8.2021

Era un rostro interesante, pero nada sensacional. Resultaba interesante porque reflejaba contento, pero no presunción. El anochecer; David Goodis, Traducción: Jorge Luis Mustieles