©nadakedecir*

| bienvenidos | editor: nadakedecirnet@gmail.com

| suscripción por RSS
| twitter.com/#!/nadakedecirnet
| ©nadakedecir* se publica bajo esta licencia de Creative Commons



1.4.2022.55

Nunca he llegado a ningún lugar, todos los lugares han llegado a mí.   He intentado vivir con la misma seriedad con la que juega un niño.   Este no creer en nada es también un doloroso creer.   Beñat Arginzoniz /Juan Domingo Aguilar   https://www.zendalibros.com/10-aforismos-de-benat-arginzoniz/

1.4.2022.54

Rezar es para monologuistas. No me gusta levitar: se me desarma la camisa de fuerza.   Siempre intento escribir claro y circunciso.   El hombre desciende del mono, cierto. Pero desciende mucho ¿no?   Karlos Linazasoro /Juan Domingo Aguilar https://www.zendalibros.com/14-aforismos-de-karlos-linazasoro/

1.4.2022.53

Sin pasión se pierde el equilibrio Nacer lleva toda una vida. Envejecer también. No me dijiste que no te gusta hablar Creerse sencillo es un signo de arrogancia   Ángel Gabilondo /Juan Domingo Aguilar https://www.zendalibros.com/20-aforismos-de-angel-gabilondo/

1.4.2022.52

Te has curado de eso, dices, y lo has dejado fuera de ti. También te has curado de aquello y lo has dejado fuera de ti. Pronto no habrá de qué curarse. Ni quién. No temas el castigo (…): el castigo son tus actos. Gabriel Insausti /J. D. Aguilar https://www.zendalibros.com/15-aforismos-de-gabriel-insausti/

1.4.2022.51

Si te conoces demasiado a ti mismo, dejarás de saludarte. Los pulpos son los guantes del mar Pingüino es una palabra atacada por las moscas 20 greguerías de Ramón Gómez de la Serna 01 Nov 2020 /Juan Domingo Aguilar / aforismos, poesía, Ramón Gómez de la Serna, Versátiles https://www.zendalibros.com/20-greguerias-de-ramon-gomez-de-la-serna/

1.4.2022.50

Habiéndome ido para ser viajero en América, vuelto para ser soldado en Europa, no he podido llevar a cabo ni una ni otra de estas carreras: un genio maligno me arrancó el cayado y la espada, y me puso la pluma en la mano. (…) Chateaubriand Memorias Traducción: Monreal

1.4.2022.49

(…) viajero en América, (…) soldado en Europa, no he podido (…). (…) había saludado ya a las mismas estrellas que veía brillar en la patria de Helena y de Menelao. (…) François-René de Chateaubriand Memorias de ultratumba, 1848 Traducción: José Ramón Monreal

1.4.2022.48

(…) Pero ¿de qué me servía quejarme a los astros, inmóviles testigos de mi destino errante? Un día su mirada ya no se fatigará persiguiéndome:(…) François-René de Chateaubriand Memorias de ultratumba, 1848 Traducción: José Ramón Monreal

1.4.2022.47

(…) ahora, indiferente a mi suerte, no pediré a estos astros que la inclinen a mi favor mediante una más benéfica influencia, ni que me ofrezcan lo que el viajero deja de su vida en los lugares por donde pasa. Chateaubriand Memorias de ultratumba Traducción: Monreal

1.4.2022.46

un decreto (…) había incriminado (…) estas filas de proscritos donde yo acudía a alistarme; (…) la amenaza (…) me hacía ponerme siempre del lado del más débil: encuentro insoportable el orgullo de la victoria. Chateaubriand Memorias de ultratumba Trad. Monreal