jueves 11 de octubre de 2012

*
no saber qué hacer es para siempre, y empeora por suponerse que cada uno está obligado a saber qué hacer