domingo 31 de mayo de 2009

*
si uno estuvo todo el tiempo mirando para otro lado llega un momento en el que ya no le queda dónde desviar la vista de todo lo que no quisiera ver