jueves 4 de octubre de 2012

*
A veces creo que mi cerebro se atrofia poco a poco, que ya no sé distinguir el bien del mal.