martes 27 de noviembre de 2012

*
la reflexión no abunda porque requiere tiempos y espacios que no abundan,
salvo en la cárcel o en el hospital